DESAIRE

¡Lo mandaron a un hotel! El príncipe Harry viajó a ver a su padre, el Rey Carlos, que tiene cáncer pero no lo dejaron quedarse en el palacio

Quiso quedarse con su papá en Sandringham pero se lo impidieron

Por
Escrito en REALEZA el

El príncipe Harry fue impedido de unirse al Rey en Sandringham después de volar al Reino Unido porque los asistentes del Palacio temían "que nunca se deshicieran de él". Al duque de Sussex, de 39 años, se le dijo que consiguiera un hotel en lugar de quedarse con el Rey, que está luchando contra el cáncer. El diario The Sun preveló que Harry planeaba tener una larga conversación con su padre.

Incluso esperaba unirse al Rey —que se está recuperando de un tratamiento contra el cáncer— por unos días en Sandringham.

Pero en lugar de eso, se le instruyó visitar Clarence House, la casa londinense de su padre, para una breve reunión cara a cara gestionada, y luego se le dijo que consiguiera un hotel para pasar la noche.

La semana pasada, Harry habló con un reportero de televisión de EE. UU. sobre su viaje transatlántico para pasar apenas 30 minutos con el Rey Carlos. En su entrevista televisiva en EE. UU., Harry dijo estar "agradecido" por haber podido ver a su padre y prometió más visitas este año.

Pero hablando en el nuevo programa en línea de The Sun, Royal Exclusive, el autor Rob Jobson dijo sobre la reunión en Clarence House: "Después del beso y abrazo inicial, 'te quiero, papá, espero que te mejores pronto', ¿qué temas se van a plantear? Cosas que te subirán la presión arterial".

A Harry, después de aterrizar en Heathrow el 6 de febrero, se le dijo que no se dirigiera a Norfolk, donde el Rey, de 75 años, planeaba pasar tiempo con la Reina Camilla, de 76. Solo seis minutos después de que Harry saliera de la reunión con su padre, el Rey y la Reina se dirigieron en Bentley a un helicóptero en los jardines del Palacio de Buckingham antes de volar a Sandringham.

Harry se quedó más tarde en un hotel en Londres, aunque no se ha informado cuál.

En dicha reunión fue la primera vez que ha visto a su padre en privado desde la muerte de la Reina en 2022.

Su hermano mayor, William, que estaba cuidando de su esposa Kate en Windsor después de su cirugía abdominal, no se les unió.

Sandringham está sirviendo como un refugio tranquilo y libre de estrés para Carlos después de recibir tratamiento contra el cáncer de forma ambulatoria en Londres.

Harry volvió a su esposa Meghan, de 42 años, y a sus dos hijos en California después de pasar apenas 26 horas en el Reino Unido. Desde entonces, ha asistido a una fiesta previa al Super Bowl en Las Vegas antes de dirigirse a Canadá para promocionar sus Juegos Invictus.